Ir al contenido principal

Japoneando

No suelo subir post de este estilo, pero no he podido resistirme a hablaros de mi último descubrimiento. 


Hace unas semanas, visitamos Torazo en Cabranes (Asturias). Se trata de un pequeño pueblo situado en la Comarca de la sidra, rodeado de bosques, valles y espectaculares montañas, y cuya belleza invita a pasear o a realizar cualquier ruta por sus caminos y montes. 


Pero no vengo a hablaros de "mi tierrina" como decimos por aquí. No sé a vosotros, pero para mi después de un buen paseo.... no hay nada mejor como llenar el estómago. Y no en un sitio cualquiera, sino en Amada Carlota


Queríamos comer en algún sitio cuqui y fue cuando descubrí este japonés. Sí, sí... os costará creer que en plena naturaleza hay un Hotel rural con restaurante en el que se come de fábula. 

Es bastante pequeñito así que conviene reservar previamente, pero os aseguro que tiene mucho encanto y todo lo que comimos estaba para chuparse los dedos.  



Tienen un menú degustación durante todo el año, con el que puedes saborear la esencia japonesa, a la vez que disfrutas de una clase pedagógica que te acerca a su cultura. 



En todo momento, Carlos, su propietario, nos ofreció un trato personalizado y familiar. Estuvo pendiente de nosotros y nos fue explicando plato por plato. La comida es absolutamente exquisita y 100% recomendable, tanto si eres asiduo a este tipo de cocina, como si quieres probar algo nuevo.



Os pondré los dientes largos contándoos que pudimos comer en la terraza disfrutando de las vistas de los Picos de Europa como telón de fondo, con un sol radiante y con casi 20 ºC en pleno Febrero. ¡¡Un auténtico milagro aquí en Asturias (sobre todo ahora que estamos en en invernalia)!! 



Y sin más, os dejo con las fotos... ¡¡¡No os lo podéis perder!!!







Disfrutad del fin de semana y hasta otra entrada foodie.
¡¡Muacksss!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Diy: como reciclar pulseras y hacer un atrapasueños con ellas

A veces no sabemos qué vamos a hacer con tanta bisutería que ya no nos ponemos. La tenemos guardada por si acaso, pero también sabemos que ese "por si acaso" nunca va a existir. Esto es lo que me pasaba a mi con la media docena de pulseras rígidas que tenía guardaditas en el último cajón del armario. 
Así que se me ocurrió reciclarlas y convertirlas en bonitos colgantes de atrapasueños .


Os cuento qué necesitamos para este diy tan sencillo: Una pulsera por cada colgantecinta de polipielsilicona calientehilo de algodóncinta de piel rústicaun par de anillascadena dorada envejecida o cinta para colgar¿Cómo hacemos la transformación?
Cogemos la pulsera y vamos enroscando la cinta a la vez que la vamos tensando y aplicando silicona sobre la misma. Lo vemos en las siguientes fotos. 




Cortamos el sobrante si lo vamos a necesitar. Y el resultado es el siguiente.

Fácil ¿no? 
Ahora, con el hilo de algodón hacemos un nudo simple

Es el momento de prestar un poco de atención, pero ya veréis que se…

Diy: como hacer la puerta de Ratoncito Pérez

Muchas de las manualidades que hago son creadas para adultos, pero eso no significa que de vez en cuando pensemos en los peques más peques de casa, concretamente si les están cayendo los dientes.
Hoy os presento la forma de hacer una puerta de Ratoncito Pérez taaan taaan fácil que antes de acabar de leer este post, estaréis haciendo una igual. Prometido. La podéis hacer vosotros mismos y en un par de horas la tendréis lista para que el señor Pérez pase por vuestro hogar. 😀🐭



una bandeja de fruta o de verduraslápiz y gomacolores acrílicoscútercartulina del color que queráisgoma eva de color verde, marrón y rosarotuladorespistola de siliconapalitos de brochetaun par de muelles de bisuteríaun charm de color cobre
Empezamos dibujando la puerta en la lámina de porexpán. Aquí cada uno que dibuje lo que más le guste; yo escogí una puerta envejecida de madera y piedra. 


A continuación cortamos con el cúter el contorno.


Tras recortar, pintamos. Primero le di una capa de color básico y tras eso…

Diy: customizar un vaquero con parches

¿Te acuerdas cuando se llevaban los parches allá por los años 90? ¿Ese estilo "grunge" donde las aplicaciones sobre la ropa eran las protagonistas de la época? ¿Ese "más es más"? Sí, queridos amigos, ha llovido mucho desde entonces, pero como todo en la moda vuelve, los parches se han recuperado para quedarse.  Eso sí, vuelven en una versión más depurada. 
Ya sabéis que a mi me gustan las prendas diferenciadas y al aplicarles parches tenemos la oportunidad de transformar una prenda básica en otra distinta. Podemos encontrarlos para todos los gustos, tamaños y motivos, y son fácilmente adaptables a cualquier estilo que llevemos. Además tenemos la suerte que podemos encontrarlos en la versión "Do it yourself" para poder personalizar nuestra propia ropa. Así que no lo dudéis más y pongámonos manos a la obra.
Hoy os enseño cómo embellecer un vaquero con parches. 


Vamos a necesitar básicamente un vaquero, varios parches y aguja e hilo. 

Antes de contaros cómo…