Ir al contenido principal

Diy: cuatro formas de reciclar camisetas sin coser

Ahora que tenemos mas cerca el verano, pasamos a tener días de mucho calor y ya va siendo hora de  cambiar el armario (si no lo habéis hecho ya). Pasamos a los tirantes, los vestiditos, las sandalias, las camisetas de algodón, y toda esa ropa que, a mi por lo menos, me encanta. 

Así que con tanto sofoco, hoy os he preparado un post en el que os enseño cuatro formas de customizar camisetas sin coser para la nueva estación. 





Sólo necesitamos cuatro camisetas, un lápiz, un rotulador, una regla y unas tijeras.


1. Primera forma. 

¿Tienes una camiseta demasiado larga como la que te voy a enseñar? Tranquila, tiene solución. Lo que haremos será acortarla dejando el bajo con flecos. ¿Cómo? Sigue leyendo.


Medimos el largo que queremos acortar y después lo marcamos con rotulador haciendo unos pequeños puntos para señalizarlo.


Ahora empezamos a cortar con la tijera fragmentos de dos centímetros de ancho cada uno.


A continuación estiramos cada fleco para que coja forma.


Empezamos a hacer doble nudo entre fleco y fleco.



Y cuando acabemos, repetimos de nuevo un nudo doble pero esta vez entre el cabo derecho de un nudo y el izquierdo de otro.


Y listo!!!



2. Segunda forma

Supongamos que tenemos una camiseta bastante grande: de esas que se llevan muy flojitas o bien una que hayas robado a tu chico. ¿Que hacer? Facilísimo.

Le cortamos las mangas. Sin miedo. Estas camisetas son para la playa así que olvidémonos de dobladillos, cenefas y mucho menos, que estén perfectas. ¿Lo tienes? Debería quedar algo así.


Ahora haremos pequeños cortes en las costuras laterales. Si tenéis dudas podéis ayudaros de la regla y el lápiz como en el caso anterior. Yo tracé una pequeña raya con el lápiz para tener una referencia.



Después cortamos la costura que une los flecos y hacemos dos nudos simples.


Y lo que tenemos ahora es una camiseta un poquito más ajustada. Voilà!!


3. Tercera forma

Os presento una camiseta de chico a la que me apetecía darle un toque más veraniego. Quise hacerle un nudo central y escotarla un poco. Ademas tenía que eliminar un pequeño agujero que tenía en la parte delantera. ¿Te ocurre lo mismo con alguna de tus camisetas? Pues adelante, ¡esta idea te puede inspirar!



Medimos la parte del medio de la camiseta de costura a costura y luego cortamos un centímetro para marcar el lugar central.


Hacemos dos marcas exactamente iguales en los laterales de la camiseta.


Y trazamos una linea recta desde donde acabamos de marcar con el lápiz hasta el inicio del corte anterior. Cortamos.


Y ahora hacemos un corte vertical justo en el pico que nos ha quedado.


Cuanto más profundo sea el corte, más arriba te quedará el anudado así que prueba la camiseta si es necesario para saber hasta donde quieres que llegue.

Le damos la vuelta a la camiseta y cortamos la parte de la espalda para equilibrar el largo. 


Ahora doblamos la camiseta dejándola de esta forma. 


Cortamos la cenefa del cuello para profundizar más el escote. 


¡¡Anudamos y lo tenemos!!


4. Cuarta forma

Y por ultimo, a esta camiseta que veis, le vamos a cambiar la espalda con unos simples cortes. Ya veréis qué mona nos va a quedar.


Lo primero la doblamos para cortarle las mangas.


Después la volvemos a doblar pero esta vez con el dibujo hacia dentro y la plegamos de forma que tenemos el trasero de la prenda a la mitad.


Empezaremos a dar cortes grandes desde la doblez hasta casi la manga. Después los cortes serán cada vez menos largos.



Estiramos la camiseta y nos ha quedado una bonita espalda muy lucida.

Terminamos redondeando la prenda por abajo. Yo lo he hecho a ojo pero si no te ves capaz, puedes echar mano de un compás.




Y hasta aquí el post de hoy, espero que lo hayáis disfrutado un montón y que os sirva de inspiración para el verano. 

Un beso enorme y feliz día.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Diy: como reciclar pulseras y hacer un atrapasueños con ellas

A veces no sabemos qué vamos a hacer con tanta bisutería que ya no nos ponemos. La tenemos guardada por si acaso, pero también sabemos que ese "por si acaso" nunca va a existir. Esto es lo que me pasaba a mi con la media docena de pulseras rígidas que tenía guardaditas en el último cajón del armario. 
Así que se me ocurrió reciclarlas y convertirlas en bonitos colgantes de atrapasueños .


Os cuento qué necesitamos para este diy tan sencillo: Una pulsera por cada colgantecinta de polipielsilicona calientehilo de algodóncinta de piel rústicaun par de anillascadena dorada envejecida o cinta para colgar¿Cómo hacemos la transformación?
Cogemos la pulsera y vamos enroscando la cinta a la vez que la vamos tensando y aplicando silicona sobre la misma. Lo vemos en las siguientes fotos. 




Cortamos el sobrante si lo vamos a necesitar. Y el resultado es el siguiente.

Fácil ¿no? 
Ahora, con el hilo de algodón hacemos un nudo simple

Es el momento de prestar un poco de atención, pero ya veréis que se…

Diy: como hacer la puerta de Ratoncito Pérez

Muchas de las manualidades que hago son creadas para adultos, pero eso no significa que de vez en cuando pensemos en los peques más peques de casa, concretamente si les están cayendo los dientes.
Hoy os presento la forma de hacer una puerta de Ratoncito Pérez taaan taaan fácil que antes de acabar de leer este post, estaréis haciendo una igual. Prometido. La podéis hacer vosotros mismos y en un par de horas la tendréis lista para que el señor Pérez pase por vuestro hogar. 😀🐭



una bandeja de fruta o de verduraslápiz y gomacolores acrílicoscútercartulina del color que queráisgoma eva de color verde, marrón y rosarotuladorespistola de siliconapalitos de brochetaun par de muelles de bisuteríaun charm de color cobre
Empezamos dibujando la puerta en la lámina de porexpán. Aquí cada uno que dibuje lo que más le guste; yo escogí una puerta envejecida de madera y piedra. 


A continuación cortamos con el cúter el contorno.


Tras recortar, pintamos. Primero le di una capa de color básico y tras eso…

Diy: customizar un vaquero con parches

¿Te acuerdas cuando se llevaban los parches allá por los años 90? ¿Ese estilo "grunge" donde las aplicaciones sobre la ropa eran las protagonistas de la época? ¿Ese "más es más"? Sí, queridos amigos, ha llovido mucho desde entonces, pero como todo en la moda vuelve, los parches se han recuperado para quedarse.  Eso sí, vuelven en una versión más depurada. 
Ya sabéis que a mi me gustan las prendas diferenciadas y al aplicarles parches tenemos la oportunidad de transformar una prenda básica en otra distinta. Podemos encontrarlos para todos los gustos, tamaños y motivos, y son fácilmente adaptables a cualquier estilo que llevemos. Además tenemos la suerte que podemos encontrarlos en la versión "Do it yourself" para poder personalizar nuestra propia ropa. Así que no lo dudéis más y pongámonos manos a la obra.
Hoy os enseño cómo embellecer un vaquero con parches. 


Vamos a necesitar básicamente un vaquero, varios parches y aguja e hilo. 

Antes de contaros cómo…